Circuito económico


La macroeconomía es de esas ciencias, si le podemos llamar así, de las que todo el mundo hablamos, sin embargo, rara vez se dan números concretos, los números concretos “asustan” ya que la mayoría de nosotros tenemos la sensación de que si hay un número, es una verdad, los números tienen algo de divinidad. Para hablar de verdad o falsedad así como de divinidad, tendríamos que irnos a buscar otro tipo de recursos en la red, ahora bien de lo que si que podemos hablar es de hechos económicos, estos hechos los podemos cuantificar y para poder emitir juicios sobre ellos nos hace falta una teoría, un modelo que los sustente. En este escenario, los contables, nos sentimos verdaderamente a gusto.

En una economía abierta

Siguiendo con el pedagógico método de aproximaciones sucesivas del gran Ezequiel Uriel, sobre el flujo elemental de la renta de una nación, en el que se apoya el sistema de contabilidad nacional, vamos a pensar ahora en una economía abierta, es decir, que tiene relaciones con otras economías, que intercambia bienes, servicios y flujos monetarios con el resto del mundo.

El motor interno, sigue siendo como el de la economía cerrada, se producen bienes y servicios y la remuneración de los factores de trabajo de esta producción, genera unas rentas, estas rentas a su vez se utilizan para comprar estos bienes y servicios y así sucesivamente. Después incorporábamos el concepto capital, en vez de consumir toda nuestra renta, los humanos hemos sido capaces de ahorrar recursos, de sacrificar consumo inmediato, para poder aumentar nuestra capacidad productiva futura, bueno esto es una intención, no siempre se consigue (se desea?) aumentar la productividad.

En el gráfico, la economía queda encerrada en un circulo y se pueden observar una serie de intercambios que se producen con el exterior, por una parte las exportaciones (que nos traen flujos monetarios del exterior) y las importaciones (que se nos llevan). En principio  este modelo es equilibrado, como todo en contabilidad, pueden haber desfases que se materilizarán en el saldo de la balanza de pagos (antes solía hablarse más de esta con la peseta, cuando existían desequilibrios se corregían con el tipo de cambio, las devaluaciones o apreciaciones de la moneda).

Todo esto es muy parecido a la fontanería, hay un circuito interno, que tiene una serie de canales con el exterior, en el circuito interno todo anda dando vueltas, a una determinada velocidad y presión, cuando en este circuito se hacen las cañerías más grandes o el sistema tiene muchas pérdidas, para mantener la presión recibe “agua” del exterior y así puede  seguir dando vueltas (El problema es que esta agua hay que devolverla o crearla). La balanza de pagos sería aquí una suerte de válvula.

La capacidad de financiación de la nación

Avanzando un poco más en el modelo general, se pueden añadir las transferencias netas de capital del exterior, antes esto estaba muy bien resuelto con el dinero que enviaban Pepe y otros tantos de Alemania. Flujos que entraban o salían, de y hacia, los agentes económicos y que influyen sobre la renta disponible de un país. Por la parte de la producción, sin hacer distinción entre los distintos sectores económicos (agricultura, energía, industria, construcción, servicios de mercado…) se pueden añadir varios conceptos. Así la cuenta de producción la podemos dividir en tres, el propio mercado de bienes y servicios, las actividades (la producción) y los factores, que son los que generan el valor añadido bruto y que reciben sus remuneraciones por ello. Al mercado de bienes y servicios acuden productos “puros” y productos que son combinados por ello se tiene que distinguir los consumos intermedios (un martillo está formado por madera y hierro).

El resultado total con respecto al resto del mundo, es la capacidad o necesidad de financiación de una nación, y que es función de los flujos monetarios que hayan intervenido en todo el proceso. Así por ejemplo, una nación que haga grandes acumulaciones de capital, por ejemplo viviendas, sin tener mucho ahorro interno, ya que toda la renta disponible se consume, que además tenga un mercado de bienes y servicios llenos de productos, por ejemplo de China los baratos, de Alemania la ingeniería y de EEUU la tecnología y que además tenga mano de obra del resto del mundo y esto suponga transferencias hacia fuera de la nación y que su sistema productivo sea cada vez menos competitivo y con menos valor añadido, con respecto al exterior, por ejemplo, sol y playa más caro que en otros países …. Tenderá a ser un circuito económico, que reciba grandes dosis de financiación del exterior para funcionar, flujos monetarios del resto del mundo para alimentar su rueda, su circuito económico. Y algún día habrá que devolverlas, o crearlas, o hacer más pequeñas las tuberías…

En este modelo hemos supuesto que el Estado es uno más de nosotros, que es mucho suponer en los tiempos que corren, pero permite visualizar e interpretar estados contables que nos pueden ayudar a resolver alguno de los enigmas que se nos plantean, perdón no es la palabra correcta, de los que hablamos.

Vaya y si el ejemplo que se me ha ocurrido, fuera el nuestro? … qué mala suerte!

Qué combinación de soluciones sería la adecuada?

Similares:

Tags:  

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.

Calendario

junio 2011
L M X J V S D
« may   oct »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930